5 mitos sobre la coparentalidad en vacaciones

¡Obtenga la ayuda legal que necesita!

Para algunos padres, el tiempo más maravilloso del año puede sentirse exactamente como lo opuesto. Podría ser la época del año donde más tiene que ver o comunicarse con tu expareja. Puede ser la época del año donde más recuerde la manera en que eran las cosas antes del divorcio. Podría ser la época donde se sienta hiperconsciente de la diferencia en dinero, con presentes y festines sobre la mesa. Sin embargo, no tiene que ser así.

Aquí tiene cinco mitos que vemos comúnmente sobre la coparentalidad durante la temporada de vacaciones y cuál es la verdad realmente:

1. Tiene que pasar más tiempo con su expareja. Es esencial comunicarse claramente con su expareja durante la temporada de vacaciones, pero eso no significa más comunicación. La verdad es que la comunicación clara puede llevar a límites más firmes establecidos entre ambos. Mientras haya un plan y ambas partes conozcan los detalles sobre cuándo pasarán tiempo con los niños, no hay necesidad de hablar más de lo que normalmente hablarían.

2. Su tiempo es solo para su hijo y usted. Obviamente, la gran mayoría lo es. Sin embargo, si se lleva a su hijo de vacaciones y el otro padre quiere chatear con él o ella a través de una videollamada, debe permitirle ese tiempo. Se puede dar un momento para respirar, lo cual es igual de importante durante la temporada. Así como enviar un mensaje de que entiende la importancia de ambos padres en la vida del niño y demuestre a la corte que está dispuesto a fomentar la relación con el otro padre o madre, es un factor importante en las decisiones de custodia.

3. Todo tiene que ser perfecto. Quítese la presión. No todos los momentos tienen que ser mágicos. Las vacaciones tratan de que su familia pase tiempo junta, no de mostrarle a su hijo que la vida debe sentirse como sacada de un libro. También es importante recordar que, durante la temporada de vacaciones, puede seleccionar y escoger sus batallas con el otro padre o madre. No todo tiene que hacerse de la forma en que usted lo haría. Su hijo ama a ambos padres y sus diferencias únicas.

4. Las tradiciones deben mantenerse. La parte más difícil para algunas familias después del divorcio puede ser el cambio en las tradiciones de vacaciones. Quizás cada año solía envolver los regalos y el otro padre o madre hacía el desayuno. Este es un gran momento para recordar que esas tradiciones eran solo cosas que se hacían y disfrutaba. Usted las estableció en primer lugar, ¡así que puede hacer nuevas cosas! Las diferencias no tienen que sentirse vacías, ¡sino emocionantes!

5. Se trata de quién dé el mejor regalo. Recuerda que su vida se trata sobre usted y lo que puede hacer, no sobre compararse con otros. Libérese de la culpa o pena de sentirse menos que el otro padre o madre u otras familias a su alrededor. Sin importar qué regalo esté bajo el árbol, lo que más importa es el tiempo que disfrute y el amor que dé. ¡No se compare, ni desespere!No hay necesidad de que entre a una temporada de vacaciones lleno de temor por su ex. Con un poco de comunicación clara y mucho tiempo de calidad, este año puede ser el mejor que haya tenido. En el bufete ‘Divorcio y Mediación’, creemos en proporcionarle la claridad y libertad que está buscando. Si sabe que debe hacer un cambio en su situación familiar, póngase en contacto con nosotros hoy mismo.

Kit de Divorcio Complementario

Nuestro Kit fácil de usar le brindará algunas respuestas a sus preguntas y le permitirán avanzar en el proceso lo más rápido posible.

Kit de Divorcio para Hombres

Sobre el Divorcio

Kit de Divorcio para Mujeres

Sobre el Divorcio